viernes, 1 de julio de 2016

Ensaladilla rusa en paloma (tapa de Salamanca)





Ahora que empieza el calor es cuando más apetece comer ensaladilla. Mi hijo me dice que por qué solo la hago en verano. Y tiene razón, ya que está tan buena y como a todos en casa nos gusta,  la podemos tomar en cualquier época del año.


En los bares de mi ciudad, Salamanca, es una de las tapas típicas que podemos pedir: "una paloma"


Se trata de un cuero o corteza de trigo que al freírse en abundante aceite se infla, formándose una corteza crujiente en forma de barca. Sobre esta corteza se pone la ensaladilla rusa.

Si no la habéis probado así, hacedlo, os gustará.




Ingredientes:





Para cuatro personas:



3 patatas medianas
2 zanahorias medianas
1 bote de guisantes pequeño (también se puede hacer con judías verdes)
1 bolsa de aceitunas sin hueso
3 huevos cocidos
2 latas de atún
3 pimientos asados
mayonesa casera
8 cortezas o cueros





Elaboración:




Cocemos las patatas con piel. Cuando estén frías las pelamos, picamos en trocitos pequeños y reservamos.


Ahora pelamos y cortamos en trocitos pequeños las zanahorias, las cocemos en agua con sal. Las escurrimos y reservamos.

Cocemos los huevos, los pelamos y reservamos.


En un bol grande ponemos las patatas, las zanahorias, los guisantes escurridos, las aceitunas picadas, (dejamos unas pocas para adornar) el atún, dos huevos picados (el otro lo dejaremos para adornar) y unas tres o cuatro cucharadas de mayonesa.


Mezclamos todo bien y lo pasamos a una fuente donde lo vamos a servir. Cubrimos la ensaladilla con mayonesa y adornamos con el huevo cocido, las aceitunas y los pimientos.

Reservamos en la nevera hasta la hora de servir.


Yo suelo cocer las verduras y los huevos el día anterior, para poder dejarla más tiempo en la nevera, así estará más fría y rica la ensaladilla.


En una sartén ponemos a calentar abundante aceite de oliva y cuando esté bien caliente vamos haciendo las corteza una a una.

Sacamos y dejamos escurrir sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.




Ponemos la ensaladilla sobre la corteza y... ya solo nos queda disfrutar de una estupenda "paloma".




Con esta rica receta hago una pequeña pausa en el blog. Nos vemos de nuevo en septiembre. Feliz verano!!!!






lunes, 20 de junio de 2016

Mustikkapiiraat (bollitos de arándanos y queso crema) desafío en la cocina





Este es el último desafío del curso, porque no vamos de vacaciones hasta septiembre.

Cuando nos enviaron el correo fue divertido, ya que las que desafiaban no eran nuestras boss. Han dado paso a cinco de nuestras compañeras, así que este mes tenemos unas boss muy especiales.

Este mes hay cinco desafíos diferentes!! Ya que hemos formado cinco grupos, y cada grupo le ha correspondido un desafío.

Mi boss ha sido Viví del blog  "Ò carón da Lareira" y a nuestro grupo nos ha propuesto Mustikkapiiraat.  Son unos bollitos de arándanos típicos de Finlandia que están muy ricos.

Todos los grupos teníamos unos requisitos comunes. Los desafíos tenían que ser en formato individual y la masa tenía que ser hecha por nosotros, no valía comprada.

Me han gustado mucho y otra receta más que no conocía. Gracias Vivi!!!

Manos a la masa y vamos a por la receta!!





Ingredientes:

Para 12 bollitos:

20 gr. de levadura fresca
100 ml. de leche entera
70 gr. de azúcar blanco
400 gr. de harina de repostería
60 gr. de mantequilla blanda
Un huevo 
Una yema para pincelar
1/2 cucharadita de cardamomo
Una pizca de sal

Para el relleno:

100 gr. de queso crema
Dos  huevos
10 gr. de harina
20 gr. de azúcar
200 gr. de arándanos frescos





Elaboración:


Disolvemos la levadura en la leche templada junto con azúcar y dejamos reposar 10 minutos.

En el mortero machamos bien las semillas de cardamomo, retiramos la vaina y reservamos.

Ahora en la amasadora ponemos el gancho. Mezclamos la mantequilla y la harina hasta que estén bien integradas. Nos tiene que quedar como si fueran migas.

Añadimos el huevo, el cardamomo y la sal. Batimos de nuevo hasta que quede bien mezclado todo.

Incorporamos la mezcla de leche, levadura y azúcar que teníamos reposando. Mezclamos bien hasta formar una masa uniforme y que no se pegue a las manos. Si fuera necesario añadimos un poco más de harina. Pero no demasiada, ya que no debe de quedar una masa dura.

Sacamos la masa de la amasadora y formamos una bola con las manos. La ponemos en un bol ligeramente engrasado con aceite, tapamos con film transparente y dejamos reposar en un lugar cálido y sin corrientes, hasta que doble su volumen, (yo la dejé en el horno) una hora más o menos.

Preparamos el relleno mezclando todos los ingredientes menos los arándanos y reservamos.

Enharinamos la mesa de trabajo, sacamos la masa y formamos doce bolas del mismo tamaño.

Colocamos las bolas en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado. Las  aplastamos ligeramente, dejando separación entre ellas, las tapamos con un paño y dejamos reposar durante unos 20 minutos.

Precalentamos el horno a 180º

Con los dedos hacemos un hendidura en el centro de cada bollito. Añadimos unas dos cucharadas del relleno y lo cubrimos con los arándanos.

Pintamos con la yema batida cada uno de los bollitos y los horneamos durante unos 20 minutos, hasta que estén dorados.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.




Templados están divinos!!!



Fuente: Jaleo en la cocina


Tenemos que ver los desafíos de mis compañer@s. Este mes tenemos cinco diferentes!! Aquí

Foto de portada






Nos vemos en septiembre con un desafío salado. Feliz verano!!!!

viernes, 20 de mayo de 2016

Corona rellena de jamón y queso (4º cumpleaños desafío en la cocina)








Este mes es el cuarto cumpleaños del grupo Desafío en la Cocina. Ya cuatro años!!!

Felicidades a toda@s los que formamos este maravilloso grupo y a las boss, que nos hacen sufrir un poquito...pero en el fondo lo pasamos genial!!

Y para celebrarlo nos propusieron una corona rellena, pero con algunos requisitos.

La masa tenía que ser casera, eso sí, la que cada uno quisiera.

Tenía que estar rellena de algo salado, y como estamos de cumple, en la foto teníamos que poner cuatro velas.

Yo me decidí por una masa de pizza y la he rellenado de jamón y quesos. Y el resultado ha sido estupendo.


Ingredientes:


Para la masa de pizza:

1 1/2 cucharada de aceite
1/2 cucharada de azúcar moreno
1/2 cucharadita de sal
12 gr. de levadura fresca
150 ml. de agua templada
250 gr. de harina

Para el relleno:

200 gr. de jamón cocido en lonchas
200gr. de queso crema
10 lonchas de queso cheddar
orégano


Elaboración:


Para hacer la masa disolvemos bien en el agua templada el azúcar y la levadura y lo ponemos en la amasadora. Mientras vamos batiendo a velocidad media, incorporamos el aceite, la sal y la harina, hasta que la masa esté bien integrada.

Si vemos que la masa se nos pega a las manos ponemos un poco más de harina.

Enharinamos la mesa de trabajo y extendemos la masa dándole forma rectangular, con 1 cm. de grosor más o menos.

Untamos sobre la masa el queso crema, ponemos encima el jamón cocido y el queso cheddar. Enrollamos con cuidado por la parte más larga y lo metemos en la nevera durante una media hora, para que endurezca y así lo cortaremos mejor.

Lo sacamos de la nevera y lo vamos cortando en círculos de un dedo más o menos de grosor.



En una bandeja de horno ponemos papel sulfurado y vamos colocando los círculos juntos, formando una corona. Espolvoreamos con el orégano y horneamos unos 20 minutos a 180º más o menos, dependerá de cada horno.

Ya tenemos nuestra corona rellena de jamón y queso rica de verdad!!!



Este mes no podéis perderos la variedad de coronas rellenas en Desafío en la Cocina. Picad aquí







y  el próximo desafío será dulce.

martes, 10 de mayo de 2016

Ensalada de uvas, queso y peras





Hoy os traigo una rica ensalada que hice el otro día. Tengo tantos libros y revistas con recetas de cocina que muchas veces me pongo a leerlas y no sabéis la lista de recetas pendientes que tengo. Pero lo que necesito es más tiempo para poder hacerlas.


Esta ensalada es una de las que vi en uno de mis libros.






Ingredientes:


1 bolsa de hojas de lechuga variadas
1 pera
20 gr. de uva negra
50 gr. de queso parmesano
20 gr. de nueces peladas
1 limón
4 cucharadas de aceite de oliva virgen 
1 cucharada de vinagre balsámico de Módena
sal 
pimienta





Elaboración:



Lavamos bien las diferentes lechugas, escurrimos y secamos.

Pelamos la pera, la cortamos en gajos finos y los rociamos con zumo de limón.

Cortamos el queso parmesano en lascas.
Lavamos las uvas, las cortamos por la mitad y retiramos las semillas.

En un bol o plato ponemos las lechugas, junto con las lascas de queso parmesano, los gajos de pera, las uvas y las nueces.

En un cuenco ponemos el aceite, el vinagre, sal y pimienta. Mezclamos bien y aliñamos la ensalada en el momento de servir.




La combinación de fruta y frutos secos aporta una dosis destacable  de fibra, y ayuda a alcanzar las raciones de fruta que se recomienda tomar diariamente.


miércoles, 20 de abril de 2016

Tarta Ópera (42º desafío en la cocina)






Día 20, desafío en la cocina, dulce,  tarta....Ópera!!!!

Sí, este mes la desafiadora es Carolina del blog "Tomillo, laurel y otras cosas de comer" . Nos propuso una tarta, pero no una cualquiera, no. Carolina es la "reina de las tartas", pues hace unas maravillosas.

Carolina nos pidió dos requisitos indispensables. Uno, que la tarta tenía que tener mínimo siete capas entre las cremas y los bizcochos. Y el otro, que tenía que llevar cobertura de chocolate espejo.

Y aquí estoy con esta tarta que es rica, rica.... riquísima!!!

La tarta Ópera es uno de los clásicos de la repostería francesa, y se elabora con unas capas finas de bizcocho Gioconda, bañadas con un almíbar de café, y rellenas de una crema de mantequilla y café, un ganace de chocolate, y una cobertura de chocolate espejo.

La elaboración es un poquito larga y requiere algo de paciencia, pero el resultado es maravilloso.

Yo os aconsejo que la hagáis en dos días. El primero podéis hacer el bizcocho,  la crema de mantequilla, el ganache, y el almíbar. Y al día siguiente, la cobertura espejo y el montaje de la tarta.



Vamos con la receta:


Ingredientes:


Para la masa de bizcocho Gioconda


30 gr. de harina de repostería
20 gr. de mantequilla
100 gr. de almendra molida
100 gr. de azúcar glas
3 huevos enteros
3 claras de huevo
15 gr. de azúcar


Para el almibar


200 ml de café fuerte expreso
100 gr. de azúcar
un chupito de brandy (opcional)


Para la crema de mantequilla y café


250 gr. de mantequilla muy blanda
5 cl. de agua
140 gr. de azúcar
2 huevos enteros
2 yemas de huevo
2 sobres de café instantáneo al gusto


Para el ganache de chocolate


200 gr. de chocolate negro 75% cacao
125 ml. de nata


Para el glaseado de chocolate espejo


80 ml. de nata
120 gr. de azúcar
130 gr. de agua
40 gr. de cacao en polvo Valor
4 hojas de gelatina


Elaboración


Para hacer el almíbar

Ponemos a hervir en un cazo el café, el azúcar y el brandy durante unos 10 minutos aproximadamente. Reservamos.

Para hacer el bizcocho Gioconda

Tamizamos la harina. Fundimos la mantequilla unos segundos en el microondas y dejamos enfriar.

En un bol ponemos la almendra molida con el azúcar glas, y añadimos dos huevos enteros uno a uno. Batimos con las varillas eléctricas. Cuando doble su volumen le añadiremos el otro huevo y batiremos durante 5 minutos más.

Incorporamos un poco de la mantequilla fundida, seguimos batiendo y añadimos el resto.

Montamos las claras a punto de nieve y vamos incorporando poco a poco el azúcar, hasta conseguir un merengue. Ahora vamos añadiendo el merengue a la masa de almendra, azúcar y huevos, mezclando suavemente con una espátula, e incorporamos la harina espolvoreándola poco a poco.

Cubrimos la bandeja del horno con papel sulfurizado y extendemos la masa, que quede fina y uniforme.

Lo horneamos a 200º durante 10-12 minutos, dependerá de cada horno. Lo pincharemos con un palo de brocheta y si sale limpio ya estará. Dejamos enfriar.

Para hacer la crema de mantequilla y café

En un bol trabajamos la mantequilla con una espátula hasta dejarla bien cremosa.

En un cazo al fuego ponemos el agua, los dos sobres de café y el azúcar. Hervimos a fuego lento pasando un pincel húmedo por los bordes del cazo para que no se cristalice el azúcar. Cocemos hasta los 120ºC.

En un cuenco ponemos los huevos enteros y las yemas, y batimos con las varillas eléctricas hasta que espumen.

Cuando el almíbar esté listo lo vamos incorporando en forma de hilo al cuenco de los huevos sin dejar de batir a velocidad baja. Continuamos batiendo hasta que la mezcla se enfríe por completo.

Ahora añadimos la mantequilla sin dejar de batir hasta que obtengamos una crema lisa y homogénea.
Reservamos en la nevera.

Para hacer el ganache de chocolate

Montamos la nata pero no del todo, sino semi montada, y reservamos en la nevera.

Fundimos el chocolate al baño maría y sin dejar de remover lo añadimos a la nata hasta conseguir una crema, y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Para hacer el glaseado de chocolate espejo

Ponemos la gelatina en agua fría para que se hidrate.
En un cazo ponemos a hervir la nata, el agua y el azúcar. Añadimos el cacao en polvo, removemos y dejamos cocer hasta los 103º C.

Retiramos del fuego y cuando la mezcla esté a 60ºC incorporamos la gelatina bien escurrida. Mezclar bien para que se incorpore.


Para montar la tarta

Dividimos el bizcocho en cuatro partes. Yo puse cuatro capas de bizcocho.

En una bandeja ponemos un papel sulfurizado y sobre él colocamos la primera capa de bizcocho, y con un pincel lo bañamos bien de almíbar de café. 

Encima añadimos una capa de crema de mantequilla y café. Sobre ella ponemos la segunda capa de bizcocho y volvemos a bañar con el almíbar. Ponemos una capa de ganache de chocolate, y encima la tercera de capa de bizcocho. Bañamos de nuevo y otra capa de crema de mantequilla. 

Ponemos la cuarta capa de bizcocho y bañamos de almíbar.

Ahora la cubrimos con el glaseado de chocolate espejo.



La metemos en la nevera una hora para que se enfríe y así poder cortarla bien.

Lo bonito de esta es hacer un corte limpio para que se vean las capas bien definidas. Calentamos un cuchillo largo en agua bien caliente, lo secamos y vamos cortando los cuatro lados de la tarta.



Ya solo no queda adornarla como más nos guste y degustarla. 

Es una tarta de lujo!!!



Fuente: Bavette

No te pierdas las Óperas del desafío. Aquí

DESAFÍO EN LA COCINA


Y el próximo mes estamos de aniversario!!! Seguro que será estupendo!!!



lunes, 4 de abril de 2016

Rosquillas de anís






Hace unos días vi estas rosquillas en el blog "Cocinando con Montse". Si no lo conocéis pasaros por el, os gustará. 

No pude resistirme a probarlas y....os animo a que las hagáis porque están divinas!!! de verdad.


Ingredientes:


La medida de mi vaso es de 140 ml.


1 vaso de aceite de girasol
1 vaso de leche
1 vaso de azúcar
1 vaso lleno de huevos (3-4). Yo puse 3
1/2 vaso de anís
3 sobres de gasificante
harina: la que admita (yo puse unos 450 grs.)
azúcar y canela para rebozar
un litro de girasol para freírlas



Elaboración:


En un bol ponemos los ingredientes líquidos y removemos bien con las varillas.

Vamos incorporando la harina, y a la mitad añadimos los sobres de gasificante.

Echaremos el resto de harina hasta que la masa se despegue del bol.

Ahora dejamos reposar la masa una media hora más o menos tapada con un paño.

Ponemos a calentar el aceite en una sartén grande.

Cogemos pequeñas porciones de masa con las manos untadas en aceite para que no se nos pegue y hacemos bolas. Con los dedos hacemos un agujero dando la forma de rosquilla y la vamos echando en el aceite bien caliente.

Freímos a fuego medio y dejamos que se doren por los dos lados.

Las sacamos a una bandeja con papel de cocina para que absorban el exceso de aceite.

Ahora en un plato ponemos el azúcar y la canela y las vamos rebozando.







Ummm qué buenas están!!!!





Ricas con un cafetito, con un vinito dulce...con lo que más os gusten.



Las guardé en una caja de lata, donde se conservan tiernas y esponjosas. Aunque no duraron mucho, jeje