miércoles, 20 de marzo de 2019

Tarta selva negra primavera (71º desafío en la cocina)




Un postre delicioso y  rico para un nuevo desafío en la cocina!

Carolina del blog "Tomillo, laurel y otras cosas de comer" nos propuso postres "Selva Negra" para éste desafío. El requisito indispensable era que debería llevar los tres ingredientes y sabores característicos que tiene esta rica tarta: Nata, chocolate y cerezas, o bien mermelada de cerezas.

Me puse a mirar libros de postres que tengo por casa, puesto que no había hecho nunca ésta tarta, y di con uno que es de mi hija. Regalo de una amiga por un cumpleaños.



"Pasteles de Alta Costura" de Patricia Arribálzaga. Un maravilloso de libro, donde las tartas, pasteles y cupcakes de sabores delicados y tentadores parecen de cuento. Aparte de tener unas fotos preciosas,  están buenísimos os lo puedo asegurar.  En él encontré este postre de Selva Negra.

He utilizado cerezas en almíbar y unas cuantas frescas para adornar. Como no estamos en temporada de cerezas están super caras jejeje. Las he encontrado por casualidad en una frutería de esas que tienen delicatessen.


Ingredientes:


Para el bizcocho genovés de chocolate:


25 gr. de mantequilla
3 huevos
70 gr. de harina
90 gr. de azúcar
25 gr. de cacao amargo en polvo

          -------


un tarro de cerezas sin hueso Odenwald
unas cerezas frescas para adornar
flores de fondant



Para el almíbar de kirsch:


25 gr. de kirsch (aguardiente de cerezas)
25 gr. de almíbar del tarro de las cerezas
una cucharada de azúcar


Relleno de crema chantilly:


200 gr.de nata para montar
40 gr. de azúcar glas
       
        


Elaboración:


Comenzamos haciendo el bizcocho genovés, y para ello mezclaremos la harina y el cacao y lo tamizamos dos veces.


Montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos a las yemas mezclando con suavidad.

Agregamos la harina y el cacao en tres tandas muy suavemente con una espátula para que la mezcla no pierda volumen.

Derretimos al fuego la mantequilla y la incorporamos a la mezcla, siempre con movimientos envolventes.

Con papel de horno cubrimos la base de una bandeja y vertemos la masa, alisándola con la espátula para que quede una capa fina.

Horneamos a 180º durante 10 minutos.

Cuando se haya enfriado, colocamos la plancha de bizcocho sobre la mesa de trabajo con el papel de horno hacía arriba y lo retiramos con cuidado.

Con aros o cortadores circulares de metal cortamos 4 piezas. Yo he utilizado aros de 10 cm. de diámetro.


Para el almíbar ponemos en una cazuela el kirsch, el almíbar de las cerezas y el azúcar. Lo llevamos al fuego y removemos mientras se calienta. Cuando hierva lo retiramos del fuego y reservamos.


Ahora preparamos la crema chantilly. La clave para que quede perfectamente montada es que tanto la nata como el bol y las varillas estén muy fríos, para ello los tendremos en la nevera una hora antes por lo menos. Incluso podemos pasar la  nata de la nevera al congelador unos 10 minutos antes de montarla, para que esté bien, bien fría.

Utilizaremos una nata que tenga como mínimo un 35% de materia grasa

Ponemos la nata en el bol y batimos a velocidad media con las varillas eléctricas. A medida que vaya espesando la nata aumentamos la velocidad. Añadimos poco a poco el azúcar y seguimos batiendo hasta que esté totalmente montada.


Para montar la tarta ponemos la primera capa de bizcocho sobre el plato en el que vayamos a presentarla y lo pincelamos generosamente con el almíbar de kirsch.

Incorporamos la crema chantilly  a una manga pastelera con boquilla lisa gruesa y cubrimos la tarta con la crema empezando desde el centro y en forma de espiral hacía fuera. Ponemos las cerezas cubriendo toda la superficie y apoyamos encima otra capa de bizcocho.

Repetimos la misma operación con todas las capas de bizcocho y al terminar cubrimos con la crema. Ponemos sobre ella las cerezas frescas para adornar.

Hacemos unas florecitas de fondant y adornamos con ellas la tarta.


Os gusta como ha quedado?

Con el bizcocho que sobró hice otras dos tartitas más pequeñas.



Qué ganas de ver los desafíos de mis compañer@s!! Picad aquí
DESAFÍO EN LA COCINA
Y ya sabéis que el próximo desafío es salado.








miércoles, 20 de febrero de 2019

Sushi Maki y California Rolls (70º desafío en la cocina)


Creo que nunca habría hecho sushi, ya que en casa a nadie le gusta y yo,tengo que deciros, que sólo lo había probado una vez. 

Cuando Rocío del blog "Chismes y Cacharros" nos propuso este desafío pensé que no sería capaz de hacerlo,  y si lo hacía me lo tendría que comer yo sola, como así ha sido jeje. 
Me ha encantado!!!

Así que tengo que darle las gracias a Rocío por éste nuevo desafío.

Nos propuso que podíamos hacer "Maki", "Urimaki", "Nigiri" o "California rolls".

Como para mi todo era nuevo y nunca lo había hecho, me he decidido por el primero y el último: "Maki" y "California rolls".

Maki: En japonés la palabra "maki" significa "enrollado" y suele designar esos rollos de alga nori rellenos de arroz sushi y de verduras y / o pescados. 

Una vez enrollados se suelen cortar en 8 porciones, lo que hace que los makis tengan un cierto tipo de grosor. Están pensados para comerlos de un solo bocado.

California rolls: El california roll fue inventado en los Ángeles por cocineros japoneses que adaptaron las recetas de sushi tradicionales a los ingredientes comunes de la ciudad. El California roll, entra en la categoría de los "uramaki", que son los rolls de sushi hecho con el arroz en "la parte de afuera" así que la técnica para elaborarlo es diferente a del resto de makis.

Para enrollarlos utilizaremos una esterilla de bambú.

Vamos con la receta!



Ingredientes:


1 taza de arroz para sushi
1 taza de agua
2 cucharadas de vinagre de arroz
1 cucharada de azúcar
una pica de sal

Para el maki:


aguacate
salmón ahumado
1 hoja de alga nori


Para el california rolls:


palitos de cangrejo
1 hoja de alga nori
semillas de sésamo


Elaboración:


Ponemos el arroz para sushi en un bol y lo lavamos con agua fría, cuatro o cinco veces, para quitarle el almidón.

Una vez bien lavado, lo dejamos reposar en un escurridor unos 15 minutos.

Lo ponemos en una cazuela con el agua y lo llevamos a ebullición a fuego fuerte. Cuando empiece  a hervir bajamos la temperatura al mínimo y ponemos la tapadera. Dejamos cocer durante 12 minutos a fuego mínimo.

Lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar tapado durante 15 minutos.

Mientras esperamos que el arroz repose, vamos a preparar el vinagre. En un cuenco ponemos el vinagre de arroz, el azúcar y la pizca de sal. Removemos bien.

Ponemos el arroz en un bol de cristal o cerámica. Nunca de metal. Aunque lo ideal sería un bol de madera.

Separamos el arroz con ayuda de una cuchara de madera e incorporamos el vinagre, dándole unas vueltas para que el vinagre quede bien integrado en el arroz, y al mismo tiempo le damos aire con un abanico para enfriarlo.

Lo dejamos reposar tapado con un paño hasta que vayamos a preparar el sushi.


Para enrollar el maki:



En una superficie lisa ponemos la esterilla cubierta con film transparente para que el arroz no se pegue a ella. 

Ponemos encima la hoja de alga con la cara lisa hacía la esterilla, ya que por la cara rugosa ponemos el arroz. 

Preparamos un recipiente con agua para humedecernos las manos y poder manejar mejor el arroz sin que se nos pegue.

Extendemos encima de la hoja de alga una capa fina de arroz y sobre el centro una linea de aguacate y otra de salmón. 

Con la ayuda de la esterilla vamos enrollando el alga sin apretar demasiado, pero con firmeza.

Cortamos el maki en 6-8 trozos, mojando con agua la hoja el cuchillo para garantizar un corte limpio. 

Lo servimos con la salsa que más nos guste.

Yo lo he acompañado con salsa de soja y salsa agridulce.



Para enrollar el california rolls:



Colocamos la hoja de alga nori sobre la esterilla  (siempre la parte lisa hacia abajo) y sobre ella, con las manos humedecidas vamos poniendo una capa fina de arroz.

Le damos la vuelta a la hoja de alga, de forma que el arroz quede en contacto con la esterilla. Ya que el arroz quedará en la parte externa del rollo.

Ante nosotros quedará ahora la otra parte del alga completamente vacía. En el centro colocaremos una línea de arroz y sobre ella ponemos los palitos de cangrejo.

Enrollamos con la ayuda de la esterilla, y espolvoreamos el rollo de sushi con las semillas de sésamo.

Cortamos en 6-8 porciones y servimos con las salsas.



      
      Rico, rico!!!!

Si queréis ver los desafíos de mis compañer@s. Aquí
DESAFÍO EN LA COCINA

Y el próximo desafío... dulce, dulce!!







domingo, 20 de enero de 2019

Whoopies Red velvet con frosting de queso (69º desafío en la cocina)





Comenzamos el nuevo año con un nuevo Desafío en el cocina. Sí, con
unos ricos y estupendos Whoopies.

El Whoopie es un dulce estadounidense considerado tanto una galleta como un pastel.

Nunca los había hecho, y me han encantado, por lo sencillos que son de hacer y lo buenos que están.

Son unos bocaditos tiernos y riquísimos, donde podemos sorprender a nuestros invitados!!

Vamos con la receta


Ingredientes para unos 12 whoopies


Para la masa


170 gr. de harina de repostería
125 ml. de leche
75 gr. de mantequilla
1 huevo
100 gr. de azúcar glas
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de colorante rojo


Para el frosting


30 gr. de mantequilla
200 gr. de queso crema
75 gr. de azúcar glas
unas gotas de esencia de limón


Elaboración


En un bol grande ponemos la mantequilla a punto pomada junto con el azúcar glas y batimos con unas varillas de mano, o bien eléctricas hasta que la masa esté suave.

Ahora añadimos el huevo, la esencia de vainilla, la leche y continuamos batiendo bien.

Tamizamos la harina y el bicarbonato.

Vamos incorporando poco a poco la harina y batiendo hasta que quede una crema homogénea  y sin grumos.

Incorporamos un poco de colorante rojo, hasta lograr el color deseado.

Ponemos la crema en una manga pastelera con una boquilla lisa, y la vamos poniendo en el molde.


Si no tenemos molde, sobre una placa con papel de horno formamos unos círculos de masa un poco separados unos de otros, para  que no se peguen al hornearlos.

Horneamos a 175º durante unos 10 minutos.

Sacamos y mientras se enfrían preparamos el relleno.

En un bol ponemos la mantequilla a punto pomada junto con el queso crema. Batimos con las varillas eléctricas y cuando esté bien incorporado añadimos el azúcar glas, la esencia de limón y seguimos batiendo hasta obtener una crema homogénea.

Ponemos la crema en una manga pastelera y rellenamos nuestros whoopies.


Ricos no, riquísimos!!!


DESAFÍO EN LA COCINA

Vamos a ver los Whoopies de mis compañer@s. Picad aquí





Y el próximo desafío será salado.






jueves, 20 de diciembre de 2018

Aperitivos de hojaldre con jamón y queso cheeddar (68º desafío en la cocina)





Y una vez más,  aquí estamos con otro  desafío en la cocina; ésta vez el reto era preparar unos aperitivos navideños, que habrían de ser o bien en vasitos, o en cuchara, o bien con algún tipo de masa.

Intentando hacer algo diferente, he pensado en éstos que he llamado "aperitivos de hojaldre con jamón y queso cheddar",  que pueden ser una buena opción para éstas fiestas.


Ingredientes:


1 lámina de masa de hojaldre rectangular
queso crema, tipo "filadelfia"
queso cheddar en lonchas
jamón cocido en lonchas
orégano
     

Elaboración


Desenrollamos la masa de hojaldre; ponemos sobre ella unas tres o cuatro cucharadas de queso crema  y extendemos. 

Encima de ello colocamos las lonchas de jamón cocido y, sobre éstas, las lonchas de queso chéddar. 

Vamos enrollando, dejándolo todo muy bien apretado.

Cortamos en medallones de un 1 centímetro -aproximadamente- de grosor, y los colocamos en una bandeja, sobre papel de hornear. Metemos al horno (previamente precalentado) a 190º y horneamos hasta que veamos que están dorados, aproximadamente unos 15 minutos.



Una vez que los sacamos, dejamos que queden templados, y servimos.




Si queréis ver los demás aperitivos del desafío, podéis picar aquí.



¡Feliz Navidad a tod@s! Nos vemos el año que viene con más retos y nuevas ilusiones.







martes, 20 de noviembre de 2018

Crostata de mango y arándanos (67º desafío en la cocina)




Aquí estamos con otro desafío en la cocina;  éste mes toca dulce y la desafiadora es Toñi del blog "Qué se cuece en mi cocina", que nos propuso CROSTATA. Una rica tarta italiana.

Las dos únicas condiciones que nos impuso para el desafío fueron:

- La masa tenía que ser casera
- Tenía que llevar el tradicional enrejado por encima

Como podéis ver hice la crostata en estos moldes individuales que tenía en casa. Y han quedado estupendas.

Para las cantidades que os pongo hice seis crostatas, y todavía me sobró un poco de masa, que la congelé para otra ocasión.

Vamos con la receta.


Ingredientes:


350 gr. de harina
150 gr. de mantequilla fría
100 gr. de azúcar
2 huevos L
1 cucharadita de levadura
ralladura de un limón
ralladura de una naranja
125 gr. de arándanos
1 mango maduro
4 cucharadas de azúcar moreno
1 cucharadita de canela


Elaboración:


Ponemos en el robot amasador la harina, la levadura y la mantequilla cortada en daditos.

Amasamos a velocidad media hasta que los ingredientes formen una especie de arenilla.


Ahora y sin dejar de amasar vamos incorporando los huevos uno a uno, hasta que estén bien integrados. 
Y seguidamente añadimos el azúcar y las ralladuras de naranja y limón, hasta obtener una masa suave y homogénea.


Envolvemos la masa en film transparente y de la dejamos reposar en la nevera unos 40 minutos.

En un bol ponemos los arándanos, el mango cortado en dados pequeños, el azúcar moreno y la canela. Mezclamos todo bien y reservamos

Estiramos la masa con el rodillo sobre la mesa de trabajo, dejando unos 3 mm de grosor apróximadamente.

Cubrimos los moldes con la masa, haciendo un poco de presión para que quede bien pegada al molde.
Cortamos la masa sobrante del borde del molde.

Rellenamos las tartaletas con los arándanos y mango.

Estiramos la masa sobrante y hacemos unas tiras para hacer el enrejado.

Metemos al horno precalentado a 180º durante unos 30 minutos. Esto dependerá de cada horno.

Retiramos del horno, dejamos enfriar y desmoldamos.

Qué delicia!!!



Queréis ver las crostatas de mis compañer@s. Aquí

DESAFÍO EN LA COCINA


El próximo y último desafío del año será salado

sábado, 20 de octubre de 2018

Frittata de ricotta, beicon y espinacas (66º desafío en la cocina)




Nuevo desafío, éste mes toca salado y la desafiadora ha sido Carolina del blog "Tomillo, laurel, y otras cosas de comer". Y esto es lo que nos propuso: FRITTATA

Os diré que nunca había oído hablar de ésta receta, así que no me quedó otra que ponerme a investigar.

La frittata es una especialidad de la cocina italiana, similar a la tortilla francesa y que se suele rellenar de diferentes ingredientes, como pueden ser carne, vegetales, quesos, setas etc. Terminando su elaboración en el horno, para que se cuaje y se gratine.

Para ello tenemos que hacerla en una sartén apta para horno. Y con la excusa del desafío me fui a comprar una... jeje. 

Otro desafío nuevo para mí, que me ha gustado mucho. En un momento tenemos una frittata deliciosa con los ingredientes que más nos gusten.


Ingredientes:


4 huevos L
5 lonchas de beicon  en tiras
1/2 cebolla
dos puñados de hojas de espinacas
50 gr. de queso ricotta
queso parmesano
unos tomates cherri
sal
pimienta negra
aceite de oliva


Elaboración:


En una sartén apta para el horno ponemos un chorrito de aceite y rehogamos durante unos minutos la cebolla picada en trocitos pequeños.

Añadimos el beicon y dejamos que se haga hasta que esté dorado.

Incorporamos las espinacas y removemos.

Ahora añadimos montoncitos de ricotta por encima de las espinacas  y bajamos un poco el fuego.

En un bol batimos los huevos y añadimos sal, pimienta recién molida y rallamos queso parmesano al gusto.

Incorporamos los huevos batidos a la sartén, lo dejamos un par de minutos al fuego y ponemos unos tomates cherri por encima.

Seguidamente lo metemos al horno previamente calentado a 200º, para que termine de cuajarse y se gratine. Unos 10 minutos.

Sacamos con cuidado de no quemarnos con el mango de la sartén.

Ya tenemos una rica frittata, jugosa  y deliciosa para la cena o la comida. 


Me ha gustado tanto éste desafío que estoy deseando ver los de mis compañer@s. Aquí
DESAFÍO EN LA COCINA

Hasta el próximo mes que vendremos con otro nuevo desafío que será salado.


lunes, 15 de octubre de 2018

Magdalenas de yogur, naranja y manzana




Tener unas magdalenas caseras, ya sea para el desayuno o la merienda, para mí es de lo más delicioso, y el aroma que queda en casa al hornearlas ya ni os cuento.

En un momento las preparamos y ya tenemos para unos cuantos días.

Con éstas cantidades me han salido 19 magdalenas.


Ingredientes:


1 yogur natural griego
2 medidas del vaso del yogur de azúcar
3 huevos medianos
1/2 naranja con la piel
1/2 vaso de aceite de oliva
4 medidas del vaso del yogur de harina
1 sobre de levadura
1 manzana 


Elaboración:


Pelamos la manzana, la troceamos y reservamos.

Ponemos en la batidora los huevos, el yogur, el azúcar y la naranja troceada.

Batimos unos minutos hasta que esté la naranja bien triturada.

Añadimos el aceite y batimos.

Incorporamos la harina y levadura tamizadas y batimos a velocidad baja.

Precalentamos el horno a 210º 

Llenamos las cápsulas de papel hasta tres cuartas partes de su capacidad, ponemos encima unos trocitos de manzana y espolvoreamos con un poco de azúcar.

Horneamos durante unos 15-17 minutos.

Las sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mirad qué buena pinta tienen!!