martes, 20 de diciembre de 2016

Makowiec (bizcocho polaco relleno de semillas de amapola) 48 desafío en la cocina





Despedimos el año con un nuevo desafío en la cocina, y esta vez nos los propuso nuestra boss M. Luz del blog "Trasteando en mi cocina".

Como en otros muchos desafíos, yo no conocía este bizcocho enrollado relleno de semillas de amapola. Un dulce típicamente navideño de la cocina polaca.

Me ha sorprendido su sabor, un poco peculiar por el contraste de las semillas de amapola. Os diré que al día siguiente está más rico.



Ingredientes:

400 gr. de harina
15 gr. de levadura fresca
90 gr. de mantequilla
100 ml. de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla
2 yemas de huevo
125 gr. de azúcar
1 pizca de sal

Para el relleno:

200 gr. de semillas de amapola
150 gr. de azúcar
30 gr. de miel
70 gr. de mantequilla
25 gr. de nueces picadas
25 gr. de almendras tostadas sin sal picadas
60 gr. de naranja confitada picada
2 claras de huevo

Para el glaseado:

1/2 taza de azúcar glas 
2 cucharadas de agua caliente
unas gotas de zumo de limón




Elaboración:


Comenzamos haciendo la masa y para ello disolvemos la levadura en la leche templada.

Ahora en el robot ponemos la pala amasadora. Incorporamos todos los ingredientes hasta formar una masa lisa, suave y que no se nos pegue a las manos.

La tapamos con film y la dejamos reposar unas dos horas aproximadamente hasta que doble su volumen.

Mientras tanto preparamos el relleno, pero si queréis lo podéis preparar el día anterior y reservarlo en la nevera.

Cocemos las semillas de amapola en abundante agua durante unos 30 minutos a fuego medio. Escurrimos el agua y las trituramos bien.

En una cazuela ponemos a calentar la mantequilla con el azúcar hasta que se funda la mantequilla. 

Añadimos el resto de ingredientes, menos las claras y cocemos unos 5 minutos. Retiramos del fuego y dejemos enfriar.

Cuando esté bien frío le añadimos las claras montadas a punto de nieve y mezclamos todo bien.

Ahora estiramos la masa dándole forma rectangular, unos 5 mm. de grosor,  la cubrimos con el relleno y enrollamos.

Metemos los extremos por debajo del bizcocho para que al cocer no se abra. 

Envolvemos el bizcocho en papel de hornear, dejando unos 2 cm. entre el papel y el bizcocho, ya que lo tenemos que dejar levar así otras 2 horas, hasta que haya aumentado su volumen.

Horneamos a 180º durante unos 30 minutos. Hasta que veamos que está dorado.

Lo sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Hacemos la glasa mezclando el azúcar con el agua y el zumo de limón. Si el glaseado es un poco espeso, añadimos un poquito más de agua.

Lo vertemos sobre el bizcocho y adornamos con semillas de amapola y trocitos de naranja confitada.



Vamos a ver los desafíos de mis compañe@s. Aquí



El próximo desafío viene de la mano de Carolina y será salado.

Os deseo una Feliz Navidad!!





Fuente: Dulce y Salado




1 comentario:

  1. Te quedo súper bueno y vaya corte tiene...
    Felices fiestas...
    Besitos...

    ResponderEliminar